Nunca pensé que las pencas de áloe vera me curarían las úlceras, la gastritis y la acidez estomacal…en tan poco tiempo.

Todos conocemos a la famosa planta de Áloe Vera y sus imperdibles propiedades medicinales, de hecho durante miles de años  ha sido muy utilizada para diversas afecciones.

Es una planta originaria del norte de África, pero su cultivo se ha generalizado tanto que ahora es muy famosa en todas partes del mundo.

Sin duda es una planta que ofrece múltiples beneficios para nuestra salud, sus hojas son tiernas y carnosas que nos suministran un excelente gel aportando propiedades curativas no solo para uso externo en la piel herida sino también aporta beneficio interior al organismo.

Uno de sus compuestos se denomina mucilagos, el mismo ayuda a combatir entre otras cosas las úlceras, la acidez y la gastritis.

Pero…¿Cómo podemos utilizar la planta de áloe vera para beneficiar a nuestro sistema digestivo?

  • Ante todo debemos dejar reposar algunas pencas de áloe vera en un recipiente de agua, durante unas 3 horas aproximadamente.

El motivo de dejarlo reposar en agua es para remover la secreción amarillenta, que aunque no es mala esta sustancia tiene otros usos. Esa secreción amarillenta se utiliza generalmente para los que sufren de estreñimiento, pero deben hacerlo con mucho cuidado por la dosis utilizada.

  • Finalmente cuando obtengamos el gel bien limpio y libre de la sustancia amarillenta, ya tenemos listo para preparar el jugo para combatir la acidez estomacal, la úlcera y la gastritis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de Miel.
  • 1 taza de Agua.
  • 1 pedazo del cristal de Áloe vera.

Modo de Preparación

  • En una licuadora agregamos los ingredientes y los mezclamos bien a todos, preparando una cantidad que podamos consumir durante el día y siempre fresco.
  • Se sugiere tomar esta bebida 3 veces al día, se recomienda consumirlo antes de las comidas principales.
  • Otra sugerencia es evitar condimentos irritantes, picantes o alimentos muy calientes. Una dieta sana y equilibrada nos ayudará en gran manera.

Como siempre se recomienda consultar con un especialista médico para estudios más profundos, o que ocasionó la úlcera o gastritis.

Dejar comentario