Este pastel es tan suave y esponjoso que lo llaman “Bizcochuelo Tembloroso”

Sin duda los bizcochos o bizcochuelos suaves y esponjosos son los más elegidos a la hora de elaborar un delicioso pastel, además sin necesidad de utilizar productos químicos para elevarlos podemos quedar muy bien con nuestros invitados.

Especialmente algunos de sus ingredientes son los causantes de hacerlos esponjosos y elevados, como los huevos, el azúcar y el queso crema.

Justamente esta combinación provoca el aire y para mantener la suavidad obtenida se debe agregar con mucho cuidados el resto de los ingredientes secos, como el harina y la maizena.

A continuación los ingredientes que vamos a necesitar para preparar este bizcochuelo imperdible:

Ingredientes

  • 250 gr de Queso Crema
  • 60 Gr de Manteca
  • 140 Ml de Leche
  • 6 Yemas
  • 1 cdta de Sal
  • Esencia de Limón
  • 60 Gr de Harina de Trigo
  • 60 Gr de Maizena
  • 6 Claras
  • 120 Gr de Azúcar

Modo de Preparación:

  • En un bowl colocamos la manteca en trocitos, el queso crema y la leche, mezclando todo hasta que estén bien integrados.
  • Cuando conseguimos unificarlos, le añadimos las yemas del huevo y seguimos removiendo.
  • Le añadimos la sal, también la esencia de limón o el zumo de limón.
  • Mientras tanto vamos tamizando la harina y la maizena, para verterlo a la mezcla anterior y vamos a batir hasta alcanzar una textura cremosa.
  • Por otro lado, colocamos en un bowl chico las 6 claras de los huevos y batimos. Cuando comience a espumar le vamos añadiendo el azúcar de a poco hasta obtener ligeros picos en las claras.
  • Ahora viene la parte fundamental al hacer este bizcochuelo, porque vamos a incorporar estas claras en la mezcla anterior y lo vamos a efectuar en 2 o 3 veces.
  • Pero siempre con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, solo así se obtiene mayor esponjosidad.
  • Luego elegimos el molde para horno previamente enharinado, luego vertemos la mezcla completa.
  • También pre-calentamos el horno a 150º, y le colocamos un recipiente de agua más amplio que el molde del bizcochuelo porque lo vamos a cocinar a baño maría.
  • Luego de 75 minutos de cocción, apagamos el horno y permitimos que el bizcochuelo se enfrié sin retirarlo bruscamente del calor.
  • La razón es que si lo sacamos rápidamente del horno, su esponjosidad pueda bajarse.

¡Ahora sí, ya esta listo para servirlo y disfrutarlo!

 

Dejar comentario