¡Es por ESTO que no se pueden comer tomates y pepinos en una misma ensalada!

Como todos sabemos a la hora de preparar alimentos y especialmente las ensaladas, nos fascinan la combinación de diversas verduras y lo vistoso que quedan los platos por sus colores y sabores.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la combinación que hagamos sea compatible para digerir en nuestro organismo. Un asunto tan simple se resume en lo siguiente que muchas personas quizás desconocemos:

Están los alimentos que se digieren con más lentitud resultando en la fermentación de los azúcares y almidones, provocando la degradación de las grasas y los aceites.

Dicho en otras palabras, cuando mezclamos alimentos de asimilación lenta con alimentos de asimilación rápida la digestión naturalmente se dificulta.

Los alimentos que se asimilan rápidamente pasan directamente al intestino, por otro lado cuando la asimilación es lenta quedan estancados en el estómago hasta que termine su proceso que bien pueden extenderse por horas.

Un claro ejemplo de esto es combinar los tomates con los pepinos:

  • Se convierte en un error esta combinación porque los pepinos se digieren rápido, mientras que los tomates se fermentan en el estómago.

Algunas de sus consecuencias frecuentes provocan dolores estomacales, gases, nauseas, hinchazón evidente del estómago.

A continuación se alistan otras combinaciones de alimentos que pudieran afectar nuestra digestión:

  • Las frutas después de las comidas.
  • Las frutas son digeridas por el cuerpo mucho más rápidamente en forma de merienda, lejos de las comidas.
  • Tortilla de queso y carne, un plato muy sabroso. Sin embargo, no se recomienda tantas proteínas en una sola porción de comida.
  • Otra combinación explosiva son las legumbres y el queso, la hinchazón del estómago esta garantizada.
  • Para los fanáticos de la leche y las bananas, deliciosa combinación en forma de licuado ralentiza la digestión.

Estos son tan solo algunos de los numerosos ejemplos de combinaciones de alimentos que debemos evitar, para no perjudicar nuestra digestión y además dañar nuestro estómago.

Dejar comentario