El Orégano…¡consumelo a diario! Es la especia más poderosa que existe, descubre la razón

Como bien conocemos hay una hierba muy popular y utilizada generalmente como especia para saborizar nuestras comidas, de hecho se puede consumir tanto fresco como seco.

Sin duda estamos hablando del orégano, uno de los tradicionales condimentos más utilizados a la hora de marinar nuestros platos. Sin embargo, es muy ventajoso conocer los numerosos beneficios para nuestra salud y que muchos no sabemos.

Además es importante saber que si lo consumimos fresco se aprovechan mejor sus propiedades, por eso cada vez en más hogares ya lo tienen al alcance de sus manos en prácticas macetas.

También su cristalina sustancia llamada Timol contiene propiedades fungicidas y antisépticas, por eso se la considera una hierba medicinal. Cuantas veces se utiliza el orégano pata enfermedades respiratorias y dolencias estomacales frecuentes.

A continuación se alistan algunas afecciones donde el orégano actúa como una medicina natural y alternativa:

Reduce la inflamación:

  • Gracias a su poderoso componente denominado Timol fortalece los músculos del cuerpo, reduciendo la hinchazón por sus propiedades antinflamatorio y antiespasmódico.
  • Además es rico en Omega-3, hierro, magnesio, calcio y cobre.

Desintoxica el organismo:

  • A través de varios estudios se descubrió la capacidad de esta planta para desintoxicar el organismo, especialmente el hígado.
  • Además de ser un gran depurador de las toxinas de todo nuestro cuerpo.

Cuida la piel:

  • El orégano contiene altas concentraciones de antioxidantes y otros nutrientes, de hecho supera 20 veces más que los cítricos y el mismo arándano.
  • Los resultados son extraordinarios para la salud de nuestra piel y evitar el envejecimiento prematuro.

Veamos como preparar la siguiente infusión a base de orégano:

Ingredientes

  • Orégano fresco y seco ( 3 y 1 cucharadas respectivamente)
  • 300 ml. de Agua

Modo de Preparación y como usarlo adecuadamente:

  • En primer lugar, ponemos a hervir el agua.
  • Mientras tanto en una taza le agregamos las 3 cucharadas de orégano fresco y 1 cucharada de orégano seco.
  • Luego vertemos el agua hervida en la taza y lo dejamos reposar durante 10 minutos aproximadamente.
  • Por último colamos la infusión y le añadimos el azúcar a nuestro gusto.

Se recomienda consumir esta infusión diariamente y en cualquier momento del día, si somos constantes obtendremos excelentes resultados para el beneficio de nuestra salud.

Dejar comentario